08 Jun
  • By Kendy Tapia
  • Cause in

En el arte de la danza.

Los niños, niñas y jóvenes de cada una de las comunidades beneficiarias del proyecto desarrollo comunitario de la asociación Atucsara, en espacios de formación en danza o cualquier otro arte que desarrollen, expresan sus emociones y sentimientos en sinónimo de dejar a un lado lo que no hace parte de ellos (tristezas) y ser feliz por el momento que lo deseen, por lo tanto al sentir la música en su cuerpo se transportan a un mundo de fantasía y colorido, donde la imaginación y la creatividad les permita fomentar la cultura de una manera pacífica y un sano ambiente, cabe resaltar que los padres independientemente de sus creencias  no deben ser un obstáculo para sus hijos, además de instruirse en valores y principios (disciplina, paciencia, respeto, pasión y humildad), los niños y niñas pueden planear y tomar decisiones en el futuro, por ello es importante demostrar sus habilidades y destrezas que desarrolla a través de la danza, que antes de formar maestros hay que formar bailarines con igualdad de derechos sin menos cavar a las demás personas, siendo seres humanos íntegros.

Belmis Correa

Licenciada en arte y folclor

Avatar
Kendy Tapia