20 May
  • By Atucsara Popayan
  • Cause in

Entrevista: Mujeres de Casas Viejas hablan sobre la experiencia con la asociación.

 

En el marco del desarrollo rural que adelanta la asociación Atucsara en la zona del Tambo Cauca, mujeres de la Vereda “Casas Viejas”, nos cuentan acerca de sus experiencias con la organización a través de talleres orientados en seguridad alimentaria, permitiendo mejorar las condiciones de sus pobladores, apostándoles a iniciativas agroecológicas. Es el caso de doña Eliud Pérez, presidenta del grupo “Nuevo Progreso” y doña Jeny Ibarra, secretaria de la junta de acción comunal.

 

  1. Antes de participar en el programa de la asociación de Atucsara. ¿Cómo transcurrían sus días? Como era su vida.

 

R/ Eliud Pérez:  Antes de vincularme al programa de la asociación, hacia parte de una asociación de paneleros, el tema de la caña y sus productos.  Sin embargo, la experiencia que se ha tenido con Atucsara, ha sido importante porque nos ha permitido, capacitarnos y con ello, aprender a cultivar de manera orgánica, sus beneficios y en especial, recuperar de alguna forma tradiciones que se estaba perdiendo y que hacían nuestros ancestros.

Eliud Pérez

Jeny Ibarra: Mi vida ha transcurrido dentro de la normalidad. Como ama de casa, dedicada a las actividades domésticas. Sin embargo, con la llegada de la asociación   hubo un cambio, en nuestra forma de vida.  Dentro de los talleres que se realizan nos enseñaron a trabajar con los abonos orgánicos, al igual que las semillas para fomentar dentro de las familias de la comunidad. En ese punto, cabe resaltar que anteriormente no trabajábamos con las huertas caseras, mientras que en la actualidad contamos con dos huertas comunitarias. En una trabajan trece familias y la otra seis. Con ello se busca fomentar “el comer saludable” principal objetivo de la asociación en las comunidades, así como el control de sus cultivos a través de métodos orgánicos.

 

  1. ¿Qué aprendizaje le ha dejado el programa?

 

R/ Eliud Pérez: Las capacitaciones sin duda han sido algo importante para nuestro desarrollo, como personas. También el ejercicio de liderazgo, como aporte indispensable para trabajar en el fortalecimiento de nuestra comunidad. De igual manera el trabajo que venimos realizando con las huertas caseras ha sido valioso, ya que permite obtener nuestros propios alimentos de modo más sano y natural, siendo una experiencia favorable.

 

Jeny Ibarra: El intercambio de semillas, el cómo preservarlas, compartir experiencias con personas de otras zonas del departamento, el enseñarles a nuestros hijos como trabajar los cultivos orgánicamente y de esta manera generar un beneficio en las personas de adentro y fuera de la comunidad.

  1. ¿Qué aspectos positivos ha encontrado en el programa?

R/ Eliud Pérez:  Ha generado un vínculo más profundo con la comunidad y con ello, el compartir diferentes ideas. Un ejemplo es el intercambio de semillas. Esta experiencia ha dado la posibilidad de ir a otros lugares de la zona y del departamento lo que ha servido para retroalimentarse de las experiencias de otros que vienen trabajando en la misma dirección.

Jeny Ibarra: El trabajo en equipo, es un factor positivo porque aprendemos a trabajar en comunidad, porque trabajamos en minga lo que nos permite relacionarnos y a su vez generar un vínculo con las demás familias. Por ende, genera unión.

 

  1. ¿Como ha cambiado su vida gracias al programa?

 

R/ Eliud Pérez: Ha cambiado en el sentido de la unión de trabajo, las mingas donde nos reunimos a trabajar. Ahí conversamos, nos distraemos un poco de lo cotidiano y eso nos ha permitido dar ideas y con ello trabajar en beneficio de la comunidad.

 

Jeny Ibarra: El cambio se ve reflejado en mi hogar. En la toma de conciencia del cuidado de la tierra y el retomar una práctica ancestral cultivando de manera orgánica, lo cual no pasaba hace unos años, cuando desafortunadamente se hacía uso de métodos (Fungicidas) que afectaban no solo el suelo sino la salud misma. Creo que Atucsara en su apuesta de “comer saludable” ha sido fundamental para haya un cambio en nuestras formas de cultivar y de cuidar mejor nuestro bienestar.

 

  1. ¿Como se ve usted a futuro?

R/ Eliud Pérez: Seguir aprendiendo de las experiencias que nos viene ofreciendo la asociación porque uno las puede replicar con otras personas de la comunidad. Es por ello que me gustaría aprender el tema de comercialización de los productos, y tener unas buenas prácticas de manufactura.

Jeny Ibarra: Quisiera que en mi comunidad todo fuera orgánico. Que no haya mas cultivos fumigados con pesticidas en nuestra vereda y que nuestros hijos aprendan a cultivar orgánicamente pero también a tomar conciencia de lo que significa “comer saludable”. Igualmente me gustaría que en mi comunidad existieran muchas huertas caseras para no depender del mercado del pueblo “El Tambo”, sino que nosotros pudiéramos comercializar nuestros productos y ofrecerlos a otras zonas. Productos de primera calidad, cultivados por nosotros de manera orgánica.

Audios.

Atucsara Popayan
Atucsara Popayan